Ir al contenido

Manuel Carrillo, DIRCOM Grupo Reputación Corporativa: La “irremediable” muerte del periodismo de declaraciones

El periodismo de contraste de fuentes de información e investigación acabaría con las “Fake News” (Noticias Falsas) en unos minutos. Porque los medios de comunicación serían fiables y se habrían ganado la confianza de los consumidores. Las “Fake News” lanzadas fuera de estos medios de comunicación no serían fiables y serían descartadas en menos de lo que canta un tweet. Queridas redes sociales las noticias falsas no son responsabilidad de los medios de comunicación. Detrás de cada bulo sólo hay una persona, no un periódico, cadena de radio o televisión. Porque cuando un medio de comunicación miente desaparece. Cuando una persona miente digitalmente y se hace viral…tenemos que ponernos a temblar por las consecuencias. Aquí sufrimos hoy.

Piano Sonata No.13 in B-Flat, K.333 I.Alegro para la reputación de su compañía

El mercado son conversaciones como proclama el Manifiesto Cluetrain. Hoy más que nunca, unas conversaciones que nacen en un smartphone y aterrizan en su cuenta de mensajería instantánea o en el teléfono de atención al cliente. Unas conversaciones que también se pueden desarrollar en su web corporativa, su hogar digital destinado a ganar dinero, por cierto. Hay compañías con un hogar digital desperdigado en numerosos “pisos”, piense lo que es mejor.

El concepto informativo de “urgente” versus veracidad, credibilidad y prestigio

Vivimos una época de falsas noticias procedentes de colectivos que desean influir en decisiones de millones de personas. Diferenciar la veracidad de los hechos de la manipulación es cada vez más difícil. Y aquí los tradicionales medios de comunicación deberían jugar un papel más preponderante. Durante el pasado siglo fueron los guardianes de la realidad más cercana a la verdad y ahora…. los necesitamos más que nunca. 

La #publicidad simpática, inteligente, creativa y eficaz (mira)

El siglo de la transformación digital, big data, realidad aumentada, realidad virtual, bitcoin, blockchain, impresión en 3D, disrupciones digitales…en este siglo tiene cabida la publicidad. Aquella no invasiva, aquella recordada por su historia, por su música, por su continente y contenido, por su estrategia y tácticas. Y los ejemplos, por fortuna, son numerosos.

El #influyente soy yo: Del Pastoreo al #Postureo

La economía 4.0 necesita de profesionales de la comunicación digital que diagnostiquen si su empresa ha llegado preparada. Si realizó los deberes en la época de las grandes webs corporativas. Si supo evolucionar a la web donde el mercado eran conversaciones. Y si ahora monitoriza exactamente su nivel de influencia en el mercado.