Unos empleos desaparecerán, pero nuevas habilidades laborales serán muy demandadas

Madrid, 13 de octubre del 2020.- La revolución industrial en la que estamos incrustados acabará con aquellos empleos que no aportan valor añadido a la nueva realidad digital. Ha ocurrido así en los anteriores cambios de época. Y el combate del coronavirus Covid-19 es el acelerador definitivo para adelantarnos 10-15 años. Lo que estaba programado para el 2030-2040 lo veremos gradualmente a partir del año 2021. El ritmo tecnológico dependerá del mercado, de la realidad colectiva formada por la suma de cada consumidor en cada pueblo, ciudad, región, país. Un mundo en el que las destrezas digitales en comunicación, socialización y desempeño laboral serán tan imprescindible como respirar.

Unos ejemplos sencillos: Hace 3 años era inimaginable ver a un anciano-a mayor de 80 años consumiendo contenidos en una tablet, hoy sí. Las videollamadas eran puntuales, ahora están sustituyendo a las llamadas telefónicas por voz (¿desaparecerán?). Los viajes de negocios se han reconvertido en reuniones virtuales a cualquier hora del día. El gimnasio se puede sustituir por un reloj inteligente y sesiones on line con un entrenador. Los libros en soporte papel seguirán, pero sus versiones digitales y en audio crecerán exponencialmente. El consumo de emisoras de radio se irá a internet y rivalizará con los podcast especializados. Las plataformas de películas y series en streaming irán comiendo cuota de atención a las cadenas de televisión generalistas. Los kioskos de prensa formarán parte de la decoración urbana, como las antiguas cabinas de teléfonos. Las salas de cine y teatro competirán con el consumo de sus novedades desde casa, los grandes estudios americanos ya se plantean estrenos simultáneos o separados por unos días. Los automóviles se alejarán del concepto de patrimonio o a un servicio, y más con los vehículos autónomos. Para cada necesidad de movilidad o transporte solicitaremos un vehículo diferente, sin haberlo adquirido. La compra de alimentos on line, a través de una tienda digital o por una lista de mensajería, cobrará mayor relevancia sólo, por una razón, es más cómoda que desplazarte a un centro comercial y esperar varias colas.

Son ejemplos sencillos, no de predicciones o conjeturas, si no de realidades a confirmar ya, a corto plazo. Respecto a la nueva realidad laboral Forética ha lanzado una interesante iniciativa que mencionamos aquí:

Forética, organización empresarial referente en España en materia de sostenibilidad, lanza ‘JOBS 2030 – Futuro del Trabajo’, una iniciativa que aborda en alianza con ManpowerGroup, World Business Council for Sustainable Development (WBCSD) y CSR Europe el futuro del trabajo ante el nuevo contexto laboral que ha marcado la COVID-19 y retos tan determinantes como la transformación digital.

“COVID-19 supone un punto de inflexión en el ámbito sanitario, social, económico y, especialmente, en el laboral. Ante la incertidumbre que esta pandemia genera en su repercusión en el entorno laboral, desde Forética trabajamos para asegurar que las lecciones aprendidas de COVID-19 apoyen la planificación de un liderazgo sostenible por parte de las empresas, en el que las personas se sitúen en el eje de su estrategia. Para ello, es el momento de abordar un análisis en profundidad sobre el futuro del trabajo, enfocado a generar modelos más sostenibles, agilizando la digitalización como impulsora de la transformación e invirtiendo en innovación y talento. Es momento de poner el foco en estrategias que aseguren la sostenibilidad empresarial y, sobre todo, de una contribución clara a la sociedad y al planeta”, afirma Germán Granda, Director General de Forética.

Según el Fondo Económico Mundial, en el año 2022 en torno al 54% de los trabajadores requerirán de nuevas capacitaciones o mejorar sus calificaciones. Por su parte, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) afirma que el 14% de los empleos actuales podrían desaparecer como resultado de la automatización en los próximos 15-20 años, mientras que un 32% podría cambiar radicalmente.

“Ante este nuevo escenario del empleo, es fundamental la construcción de alianzas en el ámbito empresarial y en colaboración con las principales organizaciones internacionales y nacionales, que nos permitan  promover principios que orienten la acción empresarial hacia un futuro del trabajo más sostenible e integrado, que sitúe a las personas en el centro de la transformación digital, dando oportunidades de desarrollo y empleabilidadsin dejar a nadie atrás”, añade Ricardo Trujillo, Responsable del área Social de Forética.

Para ello, ‘JOBS 2030’ se centrará en definir una hoja de ruta e iniciativas alineadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la Agenda 2030 para promover los mecanismos necesarios para construir un futuro del trabajo sostenible, enfocado en tres dimensiones estratégicas: formación y talento; impacto de la tecnología en procesos de Recursos Humanos; y transición justa para las personas.

transformaciondigital.social

Atraemos al nuevo consumidor digital a tu empresa

91 737 53 11