Tecnología móvil 5G: Nuevo móvil, nueva tarifa de datos y búsqueda de cobertura

Madrid, 10 de setiembre del 2020.- Nuestras vidas serán más digitales con el impulso de la nueva red de telefonía móvil 5G. Para poder utilizarla deberá:

1.- Comprar un nuevo teléfono móvil que contenga el módem que comunique su aparato con las nuevas antenas y red 5G. Muchas fabricantes de móviles ya venden smartphones 5G.

2.- Comprar una nueva tarifa de datos 5G con su operador. Aquí cada operador usará su estrategia comercial para decirle que le cobra o que no le cobra por ver en su pantalla el símbolo “5G”. Sin embargo, estos mismos operadores han realizado grandes inversiones para hacer realidad la nueva red 5G. Por lo tanto, tendrán que amortizar y rentabilizar estas inversiones de alguna forma. Si no le cobran una nueva tarifa de datos 5G, tendrá que ver si su factura mensual aumenta o no en los próximos meses.

Y en tercer lugar, deberá “comprar” tiempo y paciencia para buscar y encontrar cobertura 5G en su domicilio, calle, barrio, ciudad, provincia, región, comunidad autónoma, etc. Porque llevamos unos días leyendo los servicios 5G de Movistar, Orange o Vodafone, pero lo cierto es que primero vamos a disfrutar de un 4G vitaminado. La auténtica red móvil 100% 5G, implantada en cualquier rincón de España, (y de Europa), llevará todavía algunos meses/años.

Por lo tanto, el ciudadano-a que se conforma con la red móvil 4G se ahorrará las tres compras descritas hasta el momento.

Las ventajas de tener 5G en su móvil

La red móvil 5G es como tener un Router Wi-fi “superpotente” en el bolsillo. Es decir, todo lo que hacemos ahora dependiendo de un router, lo podremos hacer con el móvil 5G.

Según informa Telefónica/Movistar, el 5G alcanzará los 10 gigabits por segundo (GBps), con lo que será 100 veces más rápido que el 4G original y 10 veces más veloz que sus mejoradas versiones posteriores (4G LTE).

Al mismo tiempo, reducirá al máximo la latencia, es decir, el tiempo que transcurre entre que se pide y se obtiene la información. Esta acción quedará limitada a un milisegundo porque con el 5G las respuestas se miden en esas fracciones, en milésimas partes de un segundo, registros inalcanzables para los ojos y los reflejos humanos, pero no para la tecnología. Combinando la fibra con el 5G, el tiempo real será real, un progreso fundamental para varias de las aplicaciones que tendrá, como las que se verán en la conducción autónoma o en las operaciones quirúrgicas en remoto.

El entretenimiento también alcanzará una nueva dimensión con esta quinta generación tecnológica. Las películas se descargarán en los móviles en segundos; los amantes del deporte podrán disfrutar de retransmisiones en directo, en las que se beneficiarán de una experiencia 360 grados y podrán visionar cualquier ángulo de la competición como si estuvieran en la pista, en la cancha, en el circuito o en el campo; y los aficionados al gaming gozarán de las prestaciones que les ofrecerá el tiempo real.

En los hogares, el uso de los electrodomésticos y cualquier dispositivo será más a medida, eficaz y eficiente al combinar la doble conectividad; en las empresas, la aplicación del IoT masivo, la definición de nuevos modelos productivos, la utilización de la inteligencia artificial o el mejor aprovechamiento de los servicios en la nube (cloud) abrirán un tiempo nuevo; y en las ciudades, los recursos energéticos podrán ser utilizados de manera más inteligente y sostenible para el planeta.

En Asia ya preparan el 6G: Latencia del milisegundo al microsegundo

Samsung comercializará las redes 6G a partir del 2028 con una nueva reducción en la latencia y un fuerte impulso en el ancho de banda. Según Samsung, el 6G podría ofrecer picos de velocidad hasta 50 veces superiores a las del 5G, y llegar hasta los 1.000 Gbps con una «tasa de transferencia de datos que pueden experimentar los usuarios» de 1 Gbps. Además, las redes 6G podrían dar soporte a 10 veces más dispositivos conectados en un área de un kilómetro cuadrado que con el 5G.

Por otro lado, Samsung está barajando que, con el 6G, la latencia en aire con respecto al 5G pase de menos de 1 milisegundo a menos de 100 microsegundos. Esto es, una mejora de 100 veces en fiabilidad, lo que también llevará a un aumento más que notable de la eficiencia energética.

No obstante, cuando todavía está el 5G llamando a la puerta, hay quien se preguntan por qué será necesario el 6G, y para qué. Entre sus ventajas están un mayor ancho de banda para comunicaciones móviles, comunicaciones muy fiables de escasísima latencia y la posibilidad de llevar la automatización a escala de grandes fábricas. Ya el mejor rendimiento de las aplicaciones clave del 5G favorecerá tanto a empresas como a consumidores, además de dar soporte a tecnologías de última generación. Sobre todo a las que necesiten mucho ancho de banda para poder desplegar su potencial.

Samsung apunta además que el 6G será necesario para poder desplegar una realidad aumentada y virtual realmente inmersiva, ya que la potencia del 5G no será suficiente para poder proporcionarla. Además, Samsung espera que las pantallas móviles y convencionales sean más grandes y comiencen a mostrar hologramas volumétricos, lo que precisará que un smartphone con una pantalla de 6,7 pulgadas tenga que consumir al menos 580 Gbps. Además, serán necesarios varios terabits por segundo para mostrar hologramas de tamaño humano.

Además, otras aplicaciones clave que se espera lleguen con el 6G, como los gemelos digitales o las réplicas digitales. Cuando sus redes estén en funcionamiento, en Samsung esperan que tanto personas como objetos y lugares se puedan replicar digitalmente por completo, lo que permitirá que los usuarios puedan «explorar y controlar la realidad en un mundo virtual, sin obstáculos temporales o espaciales«.

También que se pueda interactuar de forma unidireccional o bidireccional con gemelos físicos o digitales. Así, un humano podrá utilizar un gemelo digital para visitar su oficina y ver todo en forma digital al mismo tiempo que se apoya en un robot para las interacciones físicas. Una simulación de una zona de un metro cuadrado en tiempo real precisaría 800 Gbps, lo que escapa de la capacidad del 5G.

Tal como otras entidades y equipos que están investigando en relación al 6G, Samsung tiene esperanzas de que la masiva necesidad de banda ancha que será necesaria para estos y otros casos de uso llevará a un espectro necesario de radio de orden del teraherzio. Para conseguirlo hay que superar una amplia gama de problemas técnicos antes de la comercialización del 6G, tal como ha sucedido con el 5G. Además, la compañía espera que la Inteligencia Artificial tenga un papel más significativo en el 6G de lo que ha tenido en el 5G.

Samsung prevé, en otro orden de cosas, que la estandarización internacional del 6G empiece hacia 2021, y su comercialización inicial, como hemos mencionado, llegue en 2028, seguida de una comercialización masiva hacia 2030. Hasta entonces, los ingenieros tendrán que dar con sistemas para generar antenas de densidad masiva, mejorar la eficiencia del espectro de radio y gestionar otros desafíos completa o parcialmente nuevos relacionados con las ondas de teraherzios.

La transformación digital de su vida personal y profesional salió sin avisar durante el Estado de Alarma y el confinamiento mundial contra el coronavirus Covid19. Las redes móviles 5G y 6G son sólo herramientas…ahora hay que darles estrategia, tácticas, contenidos, discursos, resultados y rentabilidad. En Grupo Reputación Corporativa tiene a su partner de confianza para convertir su transformación digital, la de su Marca Personal y la de su empresa, es un tránsito profesional. Hablamos en el teléfono: 91 737 53 11.