¿Cuál es la “vaca púrpura” de su empresa?

Las redes sociales tradicionales, profesionales o de ocio, cambian sus funcionalidades con intensa periodicidad. Nacen nuevas herramientas digitales. Los dispositivos informáticos se renuevan cada seis meses. Nuevos smartphones, nuevas tabletas, nuevos portátiles, nuevos ordenadores sobremesa. Las comunicaciones por fibra se van masificando pasando de 3 ó 10 megas, a 100-300 megas (en un futuro cercano el estándar serán 1.000 megas). Las conexiones móviles son cada día más rápidas, en el año 2020 iniciará su carrera la cobertura 5G que permitirá bajarse películas en pocos segundos, o ver cualquier producto de streaming sin cortes, en cualquier lugar, a cualquier hora.

Madrid, 17 de enero del 2016.-  El prestigio gurú del marketing, Seth Godin, escribió en el año 2008 la obra: “Purple Cow” (la vaca púrpura) con esta síntesis:

El mundo está cambiando de forma vertiginosa y, con éste, las reglas del marketing. Las cuatro Pes y las viejas prácticas han dejado de funcionar debido a la saturación de los medios y de la mente del consumidor. Para que nuestro producto se vuelva invisible en esta nebulosa de opciones debemos hacerlo extraordinario, diferenciarlo. Y nada más extraordinario y diferente que una vaca púrpura. Seth Godin nos abre los ojos a una nueva y sobresaliente mentalidad que hará que nuestros productos y planteamientos de mercado dejen de ser perfectos para convertirse en diferentes y transformadores.

La revista Forbes publicó sobre este libro: “Godin dice que la clave del éxito es encontrar una forma de destacar. Y él es el mejor ejemplo para demostrar esta teoría. El experto en marketing es un semidiós de la web, un autor bestseller, un empresario exitoso y un respetado y experto blogger”. Pero, cómo encontramos la “vaca púrpura” de nuestra empresa. Seth Godin responde:

Diferenciarse para transformar tu negocio es un reto complejo pero necesario en una realidad tan cambiante. Nuestros consumidores cambian al ritmo que les permite los avances tecnológicos. Es decir, prácticamente todos los días. 

Las redes sociales tradicionales, profesionales o de ocio, cambian sus funcionalidades con intensa periodicidad. Nacen nuevas herramientas digitales. Los dispositivos informáticos se renuevan cada seis meses. Nuevos smartphones, nuevas tabletas, nuevos portátiles, nuevos ordenadores sobremesa. Las comunicaciones por fibra se van masificando pasando de 3 ó 10 megas, a 100-300 megas (en un futuro cercano el estándar serán 1.000 megas). Las conexiones móviles son cada día más rápidas, en el año 2020 iniciará su carrera la cobertura 5G que permitirá bajarse películas en pocos segundos, o ver cualquier producto de streaming sin cortes, en cualquier lugar, a cualquier hora.  A estas realidades hay que sumar la gestión del big data y el internet de las cosas:

infografía internet de las cosas

La vida digital que disfrutamos en la actualidad (para algunos-as será padecer) exige una respuesta constante a las marcas para hacerse un hueco en la conversación de los consumidores. Una “vaca púrpura” que se tiene que actualizar conforme a los gustos y hábitos cambiantes de sus consumidores. Ya no vale con acertar un día con un hastag y ser trending topic en su ciudad, en su país, o incluso en todo el mundo. El año tiene 365 días, si tienes suerte y hablan bien de tí un día, tienes otros 364 días para que se olviden de comprar y recomendar tu marca. 

Llamar la atención de tus clientes, escucharles, apoyarles, ofrecerles servicios útiles y de gran calidad, atenderles en cualquier momento, requiere de una estrategia, de un compromiso que empape a toda la organización empresarial. Un sentimiento estratégico que se traduzca en las emociones que mueven a cualquier ser humano en sus decisiones de compra. 

Infografía sobre Neuromarketing
Infografía de bestmarketingdegrees.org